martes, 1 de septiembre de 2015

Ella, elle l'a


Hola a tod@s:

Pues aquí seguimos, y aquí sigue la vida con muchas cosas por hacer, y muchas injusticias por resolver. Como la que os presento hoy, una injusticia tremenda, que supone que una canción sea más conocida para la mayoría del público por una versión espuria y modernilla que por el temazo original.

No es la primera vez ni será la última que protesto ante el versionado indiscriminado de canciones de los 80s a falta de ideas novedosas en el panorama musical, y esta vez lo hago con una cantante francesa de alta calidad y bajo reconocimiento como es Isabelle Geneviève Marie Anne Gall, más conocida por France Gall.

Nacida en París en una familia de músicos (su padre era letrista, su madre, hija del fundador del coro  Petits Chanteurs à la Croix de Bois), ya desde pequeña comenzó a aficionarse a escribir e interpretar sus propias canciones, lo que llevó a su padre a animarla a que enviase sus maquetas a casas discográficas. Tras una audición con el productor Denis Bourgeois  en el  Théâtre des Champs-Élysées, se le ofreció de inmediato un contrato con la casa Phillips.

Su primer single "Ne sois pas si bête", a la temprana edad de 16 añitos, vendió 200.000 copias en Francia. Tras ello, el propio  Serge Gainsbourg le compuso algunos temas, que vinieron a sumarse a su propio repertorio, lo que la alejaba de los típicos grupos de la época que se dedicaban a versionar canciones del mercado anglófono en francés.

Tras todo esto, se lanzó a una carrera muy exitosa en el mercado germano, donde trabajó con Giorgio Moroder y obtuvo grandes éxitos de ventas y mucha popularidad en las tierras tedescas. Generosos que son ellos…

El éxito que os presento hoy es su principal tema de los 80s, el que le hizo trascender sus fronteras y llegar al número 1 en muchos países. Una canción titulada “Ella, elle l'a” y que está dedicada a Ella Fitzgerald, la reina del jazz. Pertenece a su 13º LP de estudio, “Babacar”, y vendió 500.000 copias entre Francia e Inglaterra tan sólo.

La canción llegó al número 1 en Alemania y Austria, número 2 en Francia, número 4 en Suecia y número 5 en Suiza, por ejemplo. En España, no tuvo tanto éxito y no pasó de un aceptable puesto número 17 en los 40 Principales. Somos inmisericordes con los vecinos del Norte.

Curiosidad 1: Aunque su actuación en el Festival de Eurovision de 1965 no fue una de sus mejores, resulta que convenció al jurado y terminó ganándolo por delante de Inglaterra y España, que fue representada por Conchita Bautista con el temazo inolvidable “¡Qué bueno, qué bueno!” (?). No se supo valorar el producto ibérico.

Curiosidad 2: La infame Kate Ryan también hurtó este temazo del repertorio de France Gall para obtener pingües beneficios de su profanación. Como la memoria musical es muy a corto plazo, la canción es recordada por la mayoría de la gente por este engendro abominable perpetrado por esta muchacha belga, nacida Katrien Verbeeck, y que se ha dedicado a cometer felonías musicales de modo constante desde su primera grabación. No obstante, su versión de “Ella, elle l'a” se mantuvo en el número 1 de ventas y en el puesto puntero de los 40 Principales durante 3 semanas entre el 2 de agosto y el 5 de septiembre de 2008. ¡Herejíaaaa…! Aquí os la dejo, para dar fe del emplasto: 



Intérprete:            FRANCE GALL
Título:                   "ELLA, ELLE L’A"
Año:                       1987


Saludos y, en cuanto pueda, más…

No hay comentarios:

Publicar un comentario